10 fáciles soluciones para expresarte cuando defiendes tu negocio


17 octubre, 2014 Facebook Twitter LinkedIn Google+ blog,Emprendedores,RSC


soluciones para oratoria

Si estás trabajando en un portfolio de tus productos y servicios, en los post para tu blog, en las descripciones de tu modelo de negocio para inversores, etc no puede permitirse el lujo de dejar a tus lectores confundidos o aburridos. Escribiendo bien cortejas a tus clientes, das instrucciones claras los empleados,y convences a un banquero. En pocas palabras, tendrás que explicar bien lo que piensas a través de la escritura. Escribir es un mundo, y hacerlo mejor o peor depende en muchas ocasiones, de matices. Os dejamos unos consejos básicos en este post.

Hemos identificado diez consejos sobre este tema.

1. Usar verbos fuertes.

Los verbos débiles hacen que la estructura sea aburrida. Un verbo fuerte atrae la atención del que pasa por ahí.

Débil: busque la definición en el manual de instrucciones.

Fuerte: resuelva cualquier duda en el manual de instrucciones.

2. Evitar palabras pretenciosas o confusas.

Las palabras pretenciosas son generalmente largas y cargantes. A la mínima duda al lado un diccionario de sinónimos a mano.

Ejemplo: nuestro modelo ofrece ahora recursos recíprocos paralelos.

3. No abusar del verbo “ser”.

Busca alternativas al verbo “ser”. Es recomendable sustituirlo por un verbo más fuerte, incluso si es necesario volver a escribirlo en la misma frase.

Débil: el repartidor está asustado por los ruidos que oye en la oscuridad de la fábrica.

Fuerte: en la oscuridad de la fábrica, el repartidor oye ruidos que le asustan.

4. Evitar el uso de muchos adverbios.

No se recomiendan en ningún caso, se ven “poco profesionales”.

5. Evitar el uso de clichés en la escritura del negocio.

No son recomendables. Destacan “al final del día“, “cambio de paradigma“, “no podía ser de otra manera“, etc.

6. Quitar cualquier reductor de velocidad.

Muchos escritores separan palabras con un el típico símbolo “/” en lugar del típico “o”. Este tipo de símbolos dificultan la lectura y ralentiza al que está leyendo. Las abreviaturas están mal vistas por lo general.

7. Evitar palabras innecesarias.

Simplifica todo lo que puedas y elimina las típicas palabras que dan vueltas sobre lo mismo. Por ejemplo, en lugar de decir “debido al hecho de que” mejor escribir “desde entonces” o “ahora” en vez de“ en el momento presente”.

8. Escribir en activo en lugar de en pasivo.

Es mejor que el sujeto de la oración realice la acción expresada por el verbo. En las pasivas, es el sujeto quien recibe la acción. Necesitas nitidez y para ello las pasivas no ayudan.

En activo: el equipo de limpieza expulsa todos los elementos desechables.

En pasivo: todos los elementos desechables son expulsados por el equipo de limpieza.

9. Proporcionar detalles suficientes para explicar todos los puntos.

No escribas con términos vagos. Son débiles y no inspiran confianza.

Débil: estuvimos leyendo la propuesta durante una parte de la jornada.

Fuerte: Estuvimos leyendo la propuesta durante dos horas.

10. Recorta las grandes frases en partes más pequeñas.

Los párrafos gigantes desaniman a la lectura y generan una tasa de abandono enorme. Suelen ayudar bastante los listados separados por puntos.

 

Hemos buscado herramientas y aplicaciones que mejoren la escritura pero no hemos encontrado ninguna en castellano. En inglés sin embargo proliferan (y nunca vienen mal tenerlas cerca).  Os ponemos un ejemplo,

Os dejamos con la “Queen B” Beyoncé flawless

 

Comentarios
  1. Ricardo dijo el 18 octubre, 2014 00:27:

    Interesante estrategia!