3 estrategias para aumentar precios


24 octubre, 2015 Facebook Twitter LinkedIn Google+ blog,Estrategias de crecimiento,RSC


Estrategias aumentar precios

Nos gustan estos artículos sobre la picaresca. Muchos negocios pierden dinero porque sus modelos de negocio no estaban bien planificados. En multitud de ocasiones el emprendedor comienza a vender sus productos o a prestar sus servicios a un precio muy bajo porque no quiere perder clientes. El resultado es un margen exiguo de beneficios que impide crecer al emprendedor y genera una sensación de estar atrapado en un precio minorista que es difícil superar. Hablamos en este post sobre las maneras y las razones para subir una tarifa en un momento dado. Come with us

A menos que tu planificación sea perfecta, no deberíamos ofrecer los precios más bajos del mercado (salvo que utilicemos la bandera “low cost” en nuestro negocio). Ser los más competitivos en precios no se traduce automáticamente en un mayor número de clientes. Incluso en el sector más competitivo del mundo, aumentar precios es una alternativa factible.

Desde nuestro punto de vista, igualar precios a la baja es una misión suicida. Todo negocio precisa y debe ver digna la necesidad de aumentar márgenes para expandir sus negocios.

Nuestros consejos a la hora de aumentar precios son los siguientes:

  1. Simplemente sube los precios: No necesitas una razón o justificación para aumentar tus tarifas, simplemente hazlo. Intenta subirlos un poco y miralos resultados. Si te da reparo hacerlo, empaqueta varios productos o servicios e incrementa el precio medio de venta.
  2. Utiliza todo tu portfolio a la vez. Un comparador siempre va a investigar distintas alternativas antes de tomar su decisión. Si le muestras uno de ellos (con el precio aumentado), puedes ofrecerle el resto de tu catálogo al mismo tiempo para que compare. Utilizar productos con precios superiores e inferiores es una buena estrategia.
  3. Precio del menú. Organiza tus servicios como si fuera un menú con un precio de mayor a menor. Los clientes tienden a elegir productos que se encuentran en el punto medio. Si son esos los que has subido precios, mejor que mejor.

Y aquí las razones para tener productos de alta gama o Premium:

Más beneficios. No hay sorpresas aquí. Cuando vendes a precios más altos, haces más ganancias, y punto.

Mejores clientes. El precio califica el tipo de cliente que tienes. Sorprendentemente, los clientes que más pagan y gastan son los más fáciles de tratar y los menos exigentes.

La psicología del precio funciona a tu favor. El valor de lo que proporcionas establecerá los beneficios que recibes. Incrementa el valor de tus productos y aumentarán tus ingresos. .

Algunos compradores no van a comprar artículos de precios bajos. Parece una locura, pero algunos clientes compran exclusivamente alta calidad.

Contrariamente a lo que se piensa, vender tus productos o servicios a un precio inferior no hace a los clientes más felices. Normalmente quien paga menos es quien causa más problemas.

Estas tres estrategias funcionan a todos los niveles, tanto para productos de alta gama como para mercadillos.  Nuestros clientes siempre pagarán más por algo que les encante. No tengas miedo de aumentar el precio.

 

Os dejamos con Stromae (Batard)

Comentarios