3 tipos de café que puedes ofrecer en un bar


5 marzo, 2018 Facebook Twitter LinkedIn Google+ blog,Sin categoría


¿Por qué realizar un curso barista? ¿Por qué elegir el camino de la formación para baristas? Porque ¿de qué otro modo aprenderás sobre los tipos de café que puedes ofrecer en tu bar? Cierto es que vamos a contarte acerca de ello, pero también es verdad que, sin la formación para baristas adecuada, no sabrías cómo preparar de manera precisa estas recetas y, por otra parte, sin un curso barista, no podrás atreverte a innovar en materia de café e infusiones.

Por ello, siempre, como norma general, recomendamos formarte para aprender todo lo referente al mundo del café y, además, agregamos información que te puede resultar de gran ayuda. Hoy, te contamos acerca de 3 tipos de café que puedes ofrecer en la carta de tu bar.

3 tipos de café para un bar

Si de café hablamos, hay muchas formas de prepararlo y gustos y preferencias al respecto. Seguramente, tienes clientes en tu bar que siempre piden lo mismo: “un espresso para llevar”, “un cortado con mucha espuma”, “un latte suave”, etc. Estos son entonces los 3 tipos de café que no pueden faltar en la carta de tu negocio:

1- Café solo

El café solo, como su nombre lo indica, es aquel en cuya reparación sólo contiene café (y agua claro). Aunque hay recetas de café solo que incluyen algún que otro licor o bebida alcohólica de alta graduación, lo cierto es que son casos en los que este otro ingrediente sólo aporta otro sabor, pero en esencia, se trata de un café solo. También se conoce a este tipo de café como espresso, lo que guarda relación con la velocidad con que se prepara esta infusión. Dentro del café solo podemos encontrar exponentes como: café corto, el café largo, expresso doble, americano, carajillo o caribeño.

2- Café cortado

El café cortado, por su parte, es aquella preparación que además de café y agua, incluye algún otro ingrediente que hace las veces de corte, interrupción para que no se trate de un café solo. En líneas generales, es un café que se sirve en tazas pequeñas y también goza de mucha popularidad en nuestros días. Entonces, el café cortado se prepara como un café solo o expresso, al que se le añade leche, ya sea natural, fría o caliente, dependiendo el gusto del cliente. De todos modos, hay cafés cortados a los que se les agrega whisky o algún licor, pero también entran dentro de esta misma categoría. Algunos ejemplos de café cortado son: café macchiato, café vienés, café crema o café
bombón.

3- Café con leche

Y, en tercer lugar, en cuanto a tipos de café encontramos el café con leche, también conocido como latte. Este se diferencia del cortado por su tamaño y por la proporción de leche que lleva. Dado que se sirve en una taza grande de 200ml, en la que a partes iguales se incluye café y leche.

Debemos decir que en el caso del café con leche también pueden incluirse otros ingredientes, como la canela en polvo o el cacao, la crema de leche, la leche condensada o el jarabe de chocolate, entre otros.

Algunos ejemplos de café con leche son: cappuccino, café moca, lágrima, café caramel macchiato y café irlandés.

¿Quieres conocer los detalles de cómo preparar estas bebidas que te proponemos?
Únete al Club ProCafé  y descubre recetas de café y cacao para incorporar a tu carta de bebidas.