5 síntomas que indican que necesitas contratar a alguien más


20 Junio, 2016 Facebook Twitter LinkedIn Google+ blog,Estrategias de crecimiento,Sin categoría


Necesitas contratar a alguien

Puede que no lo sepas pero existe una enfermedad entre los emprendedores que puede llegar a ser mortal para sus proyectos. ¿Cuándo es hora de contratar más manos y cabezas pensantes? El primer impulso de aquellos que empiezan una startup es ahorrar presupuesto sólo para lo imprescindible, y cuesta identificar cuándo contratar a más personas es algo vital para el crecimiento de la empresa.

Los síntomas habituales de esta enfermedad incluyen:

– Extrema reticencia a ceder el control de cualquiera de las piezas de un rompecabezas cada vez más complejo.

– Evitar contratar gente porque se siente intimidación al proceso de contratación.  

– No hay tiempo suficiente para hacerlo todo, y tampoco hay tiempo para encontrar a alguien que lo haga.

– Una constante disminución del tiempo disponible para la ‘zona genius’, en la que se producen las ideas.

– Sensación de frustración y abrumación por los clientes descontentos, pérdidas de ingresos y estancamiento del crecimiento.

Tarde o temprano, los propietarios de pequeñas empresas llegan al momento de la verdad; sus sueños de éxito requieren ampliar su equipo. Cada nuevo empleado tendrá un impacto significativo en el conjunto de la empresa; cada persona en la que se invierte tiene el potencial de cambiar el juego.

Pero, ¿cómo sé si ha llegado el momento de crecer?

Para averiguar cuál es el momento indicado hemos recopilado algunas opiniones en varias entrevistas, de emprendedores internacionales que cuentan cómo fue la experiencia de contratar a su primer empleado. Os daréis cuenta de que la mayoría de motivaciones son impulsadas por las mismas necesidades, algo que nos sirve para crear una hoja de ruta a nuevos emprendedores que deban enfrentarse un día a esta decisión.

Faltan horas en el día y trabajas tanto que hasta te olvidas de comer

Mucho trabajo y nada de diversión se ha convertido en tu tónica habitual, y eso puede quemar enormemente a un emprendedor. Si el pequeño negocio que has empezado está creciendo hasta tal punto que ya no te quedan horas ni tan solo para cumplir con las tareas mínimas que requiere el mantenimiento del negocio, es probablemente momento de entrar en acción y contratar.

Jeff Oxford, de la agencia 180 Marketing, cuenta: “Supe que era momento de contratar a mi primer empleado cuando empecé a trabajar 30-40 horas a la semana solo para el trabajo de un cliente, sin incluir las finanzas, las ventas y otros aspectos necesarios para hacer funcionar un negocio. Me dí cuenta de que para hacer crecer mi negocio necesitaba, desesperadamente contratar a un trabajador que me liberará de algunas tareas y responsabilidades”.

Te has estancado y solo piensas en sobrevivir, por encima de crecer

A los empresarios de pequeños negocios no les lleva mucho tiempo darse cuenta de que es muy fácil estancarse en la monotonía de tareas que tienen que ver con la logística y operaciones, a costa del crecimiento vital de actividades que van a mover el negocio al siguiente nivel.

John Kinskey, de AccessDirect, confiesa: “Me dí cuenta de que gastar mi tiempo en trabajar en hacer crecer las ventas era mucho más valioso que las horas insostenibles que dedicaba a la atención al cliente y otras tareas administrativas. Ahora pienso que hubiera sido mejor contratar a alguien antes, y podría haberme centrado en actividades que aportarán más valor a la empresa”.

La calidad de tu trabajo se está resintiendo

Para Joshua Watson, de Iron Rock Software, la revelación llegó un día a las 2 de la madrugada: “el día que me percaté de que llevaba seis semanas yendo a dormir a las dos cada noche, teniendo aún más trabajo por hacer, me decidí. Al final, el servicio a mis clientes se estaba resintiendo, debían esperar más y más tiempo en recibir los proyectos que me habían encargado y sabía que necesitaba ayuda”.

La presión te puede tanto que te sientes listo para delegar en otros

Da miedo, pero en algún momento deberemos confiar en que otros podrán hacer el trabajo tan bien como nosotros mismos. Confiar tu pequeño ‘tesoro’ a un desconocido es un paso que cuesta; para los que tienen miedo a volar puede que sea fácil de entender; no quieres dejar el control de tu vida en manos de otra persona que lleva un aparato volador, ¿y si no sabe conducirlo tan bien como conduzco yo mi coche? Las estadísticas te enseñan que no hay porqué sufrir, pero sufrimos.

Thomas Brierton, de Bryer Leather, vió la luz cuando empezó a recibir más órdenes de las que era capaz de hacer él mismo. Su filosofía fue la de crear un ‘clon’ de sí mismo, por así decirlo, que se convirtiera en su mano derecha: “Con mi primer empleado dediqué tiempo en enseñarle las habilidades necesarias para poder confiar en él, y saber que haría el trabajo con la misma calidad que yo. Llevo tiempo entrenarlo, pero ahora es mi mano derecha y sabe exactamente cómo ayudarme en cada decisión que tomamos para la empresa”.

Es normal pensar que si quieres que algo se haga bien, es mejor hacerlo tú mismo. Sin embargo, la realidad y la experiencia te enseñarán que hay gente muy capaz de hacer algo para lo que tu no te has preparado; una empresa necesita dedicación en muchos frentes distintos y no puedes convertirte en un experto de cada uno de ellos.

¿Puedes permitirte el cambio? O mejor aún, ¿puedes asumir el no hacerlo?

Un conocido me explicó que, para él, el momento de contratar a alguien llegó cuando hizo un cálculo comparativo para saber cuánto dinero le iba a costar de más pagar a esa persona, y cuánto dinero podría conseguir de más con ella ayudando. Siempre se arrepentirá de no haber contratado a su primer empleado antes; la evidencia de que significó un gran impulso para su negocio se hizo clara apenas una semana después de dar el paso.

No hay duda de que tomar la decisión de expandir un negocio es complicado, pero el momento llegará de forma inevitable, solo espero que estas experiencias os sirvan para detectarlo más fácilmente y perder el miedo a dar el paso.

Datos de la autora:

Nombre: Sonia Mañé Vernia

Descripción: Periodista especializada en medios digitales y actual Editora de Contenidos en IEBS Business School. Me apasiona la comunicación en todas sus formas y soy muy cuidadosa con la forma en que se presenta algo; palabras, imagen y diseño han de ir de la mano para mí.

Redes:
Twitter: @sonia_verni
LinkedIn: https://es.linkedin.com/in/sonia‐mañé‐vernia‐12215146

Comentarios
CLOSE
CLOSE