Las cinco campañas de marketing más desastrosas de este año


29 diciembre, 2015 Facebook Twitter LinkedIn Google+ blog,Marketing,Sin categoría


campañas de marketing desastrosas

Los emprendedores tener siempre claro que Internet nunca olvida. Cualquier error se paga caro, como publicar un tuit insultante u ofensivo sin darte cuenta. Cinco grandes marcas aprendieron esta lección de la manera más difícil, empañando su reputación y con publicidad negativa. Si ayer os trajimos las campañas más innovadoras, hoy os traemos los que a nuestro juicio han sido los mayores fallos tontos de este año. Desde luego los emprendedores que estamos empezando y que estamos buscando un socio para nuestro negocio aprendemos de los aciertos, pero sin duda, también de los fallos.

1. IHOP y sus comentarios desafortunados en Twitter.

IHOP es una marca de pastelería que se le ocurrió utilizar en Twitter un lema poco afortunado: “Plana pero con gran personalidad”. Twitter se echó encima de la marca y tuvieron que pedir disculpas públicamente, diciéndose a sí mismos que habían sido inmaduros en un mensaje sexista que nada tiene que ver con lo que ellos ofrecen. Los errores se pagan.

2. Under Armour da luz a la sangrienta batalla de la Segunda Guerra Mundial

Under Armour dio luz en sus camisetas a la batalla de Iwo Jima a modo de diseño deportivo. Esta batalla, de 36 días y con miles de víctimas, no fue una buena opción y no tiene nada que ver con el baloncesto. El diseño recreaba descaradamente la famosa fotografía que muestra la bandera de Estados Unidos después de la histórica batalla. A raíz del bombardeo de ataques en Twitter y Facebook, Under Armour tuvo que sacar del mercado su camiseta y su campaña de marketing y pedir disculpas. el desliz le ha pasado factura durante meses porque muchos usuarios se han dedicado a boicotearla.

3. Buz Light y su campaña “listo para todo”. 

Los expertos marketinianos de Buz pensaron que era perfecto eliminar la palabra “No” del vocabulario durante una noche de marcha. Lo incluyeron como estrategia de marketing en las etiquetas de sus botellines y todo. Los medios de comunicación acusaron a Buz de defender e impulsar una cultura depravada por convertir todo lo que es un “no” por la noche en un “sí”.  ¿El resultado? Buz tuvo que retirar su eslogan de las etiquetas y pedir disculpas públicamente.

. campañas de marketing desastrosas

4. Heinz y su código QR que redirigía directamente a un enlace porno.

¿Qué te parece si escaneando inocentemente el código QR de tu bote de ketchup te redirigen a una Web de porno? Un ciudadano alemán lo comprobó con Heinz y alucinó. Resulta que cuando la campaña de marketing expiró, Heinz no renovó su URL y esta fue comprada por una Web alemana de pornografía. Error de la marca por no renovar el dominio durante uno o dos años más, el tiempo que podían quedar botes en el mercado.  Heinz se disculpó y la página alemana se hizo de oro, ofreciendo al ciudadano alemán un año de suscripción gratuita a su portal.

campañas de marketing desastrosas

5. Bloomingdale y el consumo de alcohol no consentido. 

Un impactante cartel de marketing de Bloomingdale sugería que echaras alcohol en la bebida de tu amigo cuando no esté mirando. Fue hace cosa de un mes. Ya estaba liada, consumo no consentido y por ende, sexo no consentido. La imagen da lugar a la sospecha por el chico mirando a la chica cuando está despistada.  Los medios de comunicación se cebaron y como resultado, la empresa se tuvo que arrodillar mil veces para limpiar su reputación.

campañas de marketing desastrosas  

¿Conocéis alguna más? ¿Mola ver este tipo de fallos verdad?

Esperamos vuestros comentarios

Comentarios