Cómo conseguir un minipréstamo para comenzar tu negocio


16 abril, 2017 Facebook Twitter LinkedIn Google+ blog,Finanzas,Sin categoría


conseguir un minipréstamo

En el artículo sobre cómo financiar una empresa vimos las distintas formas que tiene un proyecto de emprendimiento para conseguir el capital necesario para iniciar una actividad empresarial. Centrándonos en la financiación obtenida a través de una institución de crédito, diferenciamos entre la financiación anterior a la puesta en marcha del proyecto, y a la requerida durante el día a día.

Para la puesta en marcha, el importe del crédito necesario es habitualmente alto, hay que prestar especial atención a las condiciones que nos impone el banco para su concesión. Exigirán información sobre nuestra actividad (ventas esperadas, estado del sector productivo, informes técnicos, etc.)

Es posible que exijan un aval personal, que es una forma de garantizar o asegurar de manera adicional el pago de las obligaciones que hemos contraído, para ello habitualmente se establece como garantía de pago una propiedad o capital que tengamos en propiedad (viviendas, pabellones, etc.) Existe la posibilidad de que esta garantía sea aportada por otra persona física/jurídica (normalmente un familiar) que en este caso actúa como avalista en nuestro préstamo.

La duración del préstamo es una variable que se negocia, podemos valorar 15, 20, 30 años, dependiendo del tiempo que consideremos que vamos a necesitar para devolver el capital. En una situación de dificultad por descenso en las ventas, encarecimiento de euribor, etc. Existe la posibilidad de pactar con el banco un denominado periodo de carencia o de gracia, que es un lapso de tiempo en el que se dejan de hacer frente a todas o parte de las obligaciones del contrato y que, con asiduidad, se presenta durante el primer año coincidiendo con el periodo de mayores gastos en el proyecto. Durante ese periodo podemos no hacer frente al pago del capital y únicamente pagar los intereses (carencia parcial) o no pagar nada (carencia total).

Tenemos que considerar el banco como una “tienda de dinero”, si queremos conseguir un minipréstamo, éste nos va a cobrar un “alquiler”. Este alquiler se llama interés.

Puede ser fijo, mixto o variable:

  • Fijo: se pacta antes de la formalización del contrato el precio del interés, que no va a cambiar a lo largo de la vida del mismo.
  • Variable: El interés varía en función de un índice llamado EURIBOR (Euro Interbank Offered Rate) que es el tipo de interés al que se intercambian préstamos a corto plazo los bancos europeos.
  • Mixto: Contienen una parte fija y otra variable.

Además de los intereses, el banco nos va a cobrar comisiones (precios arbitrarios) por diferentes motivos, los más importantes:

  • Comisión de estudio: Remuneración que nos cobrará el banco por analizar criterios como nuestra solvencia (% sobre el importe solicitado)
  • Comisión de apertura: Gastos por la tramitación de un contrato crediticio. Se paga al inicio.
  • Comisión de modificación de contrato o cambio de garantías: Remuneración por cambios que como clientes le podamos plantear al banco.
  • Comisión por cancelación anticipada: Porcentaje sobre el capital amortizado anticipadamente, que no puede ser superior al 3% con interés fijo, ni 1,5% en variable.
  • Comisión por subrogación: Importe a pagar por trasladar nuestra hipoteca de una entidad a otra.

La rentabilidad total para conseguir un minipréstamo se expresa en el (TAE) Tasa Anual Equivalente que es la referencia orientativa del coste o rendimiento efectivo anual del préstamo. Es el que tenemos que pedir al banco para poder comparar con los de otras entidades.

Durante el resto de la vida de nuestra empresa, nos vamos a enfrentar a otras necesidades de financiación. Contamos con numerosos instrumentos que podemos utilizar (créditos bancarios, negociación de letras, leasing, factoring etc.) Existen instituciones que conceden minicréditos de forma muy rápida como ¡QuéBueno! que nos van a ayudar a superar los obstáculos que se nos presenten en nuestra actividad diaria.

En www.entresocios.es nos gusta y creemos necesario hablar de financiación y de vías para conseguir el capital necesario para poder emprender y montar un negocio. En una lista de nuevos post os hablaremos de modelos de obtención de capital aunque como sabéis muchos inversores están mirando los anuncios de nuestra Web y ofrecen oportunidades a los emprendedores que se anuncian aquí.

Los emprendedores son aquellas personas que identifican una oportunidad de negocio y asumen el riesgo para poner en marcha su negocio o propia actividad empresarial. Una de las fortalezas con la que cuentan es la innovación y organización. Al mismo tiempo son personas con capacidad de crecimiento tanto personal como profesional.

Los emprendedores suelen tener buenas ideas pero en la mayoría de los casos se encuentran con falta de recursos económicos para acometer inversiones en la fase inicial de su proyecto. Normalmente, la motivación y el entusiasmo lo pueden todo y el emprendedor comienza la búsqueda de socio para su negocio. Para cualquier duda sobre capital podéis poneros en contacto con nosotros a través del formulario o de nuestra dirección de correo electrónico info@entresocios.es

Comentarios