5 fases del flujo del dinero que todo emprendedor atraviesa con su negocio


24 febrero, 2017 Facebook Twitter LinkedIn Google+ blog,Comenzar un negocio


emprendedor-fases-negocio

Si algo sabemos es que emprender un negocio no es fácil. Para empezar, es importantísimo que sepas muy bien qué cualidades debes buscar en un emprendedor para que sea tu socio. Luego de ello tendrás que hacer frente a otras dificultades que se te pudiesen presentar. Por ello, he decidido narrarte la historia que me contó un amigo.

Su empresa consiste en un negocio de consultoría. A lo largo de los años han observado cómo los propietarios de otras empresas con las que han trabajado, les había tomado el doble de tiempo que jamás hubiesen considerado para lograr que sus negocios generasen ganancias.

Al momento de iniciar su negocio pensaron que tendrían los clientes necesarios para cubrir los gastos empresariales y comenzar a disfrutar de sus ganancias. Sin embargo, el tiempo que se requirió para ello superó la barrera de los dos años. Por ello te recordamos que es muy importante contar con las estrategias necesarias para atraer clientes y aumentar las ventas.

Sin embargo, te narro esta historia para que tomes todas las previsiones necesarias, pues a partir de esta experiencia logramos identificar cinco etapas diferentes de flujo de efectivo que suelen atravesar las empresas en la medida que van creciendo.

Fase 1: Invertir dinero de tu propio bolsillo

 Esto ocurre cuando empiezas tu negocio desde cero. Todo el dinero que gastas es en tu negocio. Tus ingresos personales los inviertes en la empresa para costear los gastos operaciones y en el capital mismo. En nuestro caso, para lograr obtener una entrada de dinero tuvimos que invertir en marketing y equipo IT.

Esta fase quizás es una de las que requiere mayor capacidad de emprendimiento. Esta empresa que te mencionaba optó por pedir un préstamo para poder sustentar el negocio, además de pagar hipotecas y facturas. Todo dependía de sus ahorros para poder vivir.

Fase 2: El negocio no es estable del todo

En esta fase ese negocio logró sostenerse por sí mismo. Sin embargo, no generaba lo suficiente para poder solventar los gastos del personal. Esto lo cubrían con sus ahorros. Ya verás que si no eres millonario es necesario que superes esta etapa lo más pronto posible.

Si permaneces en la fase 2 por mucho tiempo, tus recursos terminarán por agotarse, y por ende tu negocio. Esta es la razón por la cual algunos emprendedores, a fin de proporcionar un desahogo al negocio durante este momento, deciden trabajar medio tiempo –e incluso jornada completa- mientras continúan construyendo su sueño de negocio.

No obstante, hacer esto puede ayudarte en un momento, pero no puede ser eterno, pues estarás navegando entre dos aguas. Así que en algún momento todo debe cambiar. Debes tomar una decisión.

Postgrado Marketing y Comercio Internacional v2

Ahora todos los cursos Mooc con un 25% de descuento

Fase 3: Aunque tu negocio comienza a generar un poco de dinero, los ahorros personales siguen estando presentes

Para cuando te encuentres en esta fase habrán pasado unos cuantos meses, y tu negocio estará generando dinero suficiente para pagar sus propias deudas, y también cubrir algunos de tus gastos personales. Sólo que aún no es momento para disfrutar de un sueldo. En nuestro caso, durante esta fase aprovechamos para pagar los préstamos iniciales.

Al pagar las deudas iniciales, recuerda consultar con el contador de tu empresa, ya que aún estás haciendo uso del dinero de tus ahorros, y aunque está fase es menos pesada que las iniciales, aun así  no has logrado del todo la independencia y solvencia financiera que deseas, ya que sólo podrás tener sostenibilidad financiera cuando estés en el siguiente paso.

Fase 4: Crea un fondo de ahorros

En la medida de las posibilidades de tu negocio, mientras éste va generando sus fondos para cubrir sus propias deudas y cubrir un poco tus gastos personales, es importante que crees un fondo para tratar de recuperar tus ahorros. Sí, todos esos ahorros que tomaste de tu balanza personal. Este paso es necesario para tomar un impulso hacia el éxito.

Para lograr esto, debes hacerte un reimpulso, si es necesario renueva la imagen de tu empresa, genera campañas de ventas más fuertes y que te permitan ejecutar esta fase, que ahora es una meta personal y también es el objetivo empresarial de tu negocio, ya que de lo contrario no podrás generar mucho dinero, ni ser rico, ni tener siquiera una jubilación.

En esta fase es necesario ejecutar todas las medidas de marketing necesarias para poder incrementar tus ventas y recuperar tus ahorros. Debes lograr que el efectivo que generes sea superior al de los gastos.

Postgrado Growth Hacking v2

Ahora todos los cursos Mooc con un 25% de descuento

Fase 5: Es momento de invertir

 No todos los negocios logran recorrer todas las fases, algunos no llegan nunca a la 4, otros ni siquiera logran superar la primera. Por ello, si te encuentras en este punto y sientes fortaleza económica, es momento de que si tú ya has invertido en tu negocio, ahora debes utilizar los fondos discrecionales para que tu negocio invierta en mantener tu estilo de vida, o hacerte rico.

Para ello podrías comprar otro negocio, o empezar otro negocio. También podrías tomar el riesgo, sólo si tu negocio tiene la madurez para ello y tú cuentas con buenos asesores, para invertir en a bolsa de valores, o bienes raíces.

El tiempo que tardes en recorrer estas fases dependerá de tu tipo de negocio, así como de la economía en la cual te desenvuelvas, entre otros factores. Nosotros logramos recorrer todas estas fases, en un tiempo aproximado de tres años.

Existen otros negocios en cuyo recorrido retrocedieron en alguna fase y vuelven a depender incluso de sus ahorros personales.

Como podrás observar, es importante que te asegures de tener un buen socio y de tener los fondos suficientes para poder superar las fases en las cuales el flujo de dinero no es de lo mejor.

Esperamos que esta experiencia y consejos te hayan ayudado a esclarecer también tu panorama, y comprender que al momento de emprender un negocio, muchas veces se necesita el doble del tiempo de lo que piensas inicialmente, y que debes poseer los ahorros suficientes para cubrir los gastos no estipulados. Sin embargo, con una buena planificación  y capacidad de emprendimiento, ¡sí es posible!

Descripción del autor

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

Comentarios