Emprendedores: 7 estrategias para manejar a las personas tóxicas


24 Abril, 2015 Facebook Twitter LinkedIn Google+ blog,RSC,Sin categoría


emprendedores tóxicos

Todos hemos experimentado los efectos secundarios de un amigo, colega o compañero de trabajo negativo. ¿Trabajas con alguien que se queja sin parar de su trabajo y nunca ofrece soluciones? ¿Tienes el típico amigo o amiga que sólo habla mal de la gente de tu círculo? Estas personas negativas son marcadamente pesimistas y pueden llegar a agotarte. Si no tienes cuidado, pueden arrastrarte con su drama y energía destructiva y alejarte de tus metas y de tu proyecto emprendedor. Aquí traemos siete estrategias para lidiar con ellos y ellas.

o

o

1. Establece límites.

No te sientas presionado para sentarte y escuchar a una persona negativa. Su energía negativa se filtra y afecta tu actitud. Marca los límites y pon distancia con este tipo de individuos. Si tienes que estar cerca de una persona negativa, trata de mantener conversaciones cortas.  No puedes controlar el comportamiento negativo, pero sí puedes decidir si participas o no.

o

2. Evita a los quejicas.

Las personas se quejan de todo nunca mejorarán su vida. No ofrecen soluciones, sólo señalan los problemas. Si un amigo, familiar o compañero de trabajo muestra los síntomas clásicos de un quejica, deja de socializar. Debes tratar con él o ella sólo si es absolutamente necesario.

o

3. Elimina a los empleados negativos.

La cultura de la empresa es una parte crítica de tu marca. Una persona tóxica en tu equipo puede afectar a toda la cultura de tu negocio. Puede que ocurra que los buenos empleados muestren signos de insatisfacción, o peor aún, pueden comenzar a adoptar los hábitos de comportamiento negativos de su compañero de trabajo. Cuanto más rápido lidies con un compañero de trabajo negativo, más rápido vas a ser capaz de resolver la situación. Ten una reunión, transmite tus inquietudes y dale a la persona la oportunidad de cambiar. Si su comportamiento tóxico continúa, podría ser el momento de dejarlo ir.

o

4. Elige tus batallas.

No te involucres cada vez que alguien te irrita. No sólo va a ser visto como alguien beligerante sino que puedes estar dando la bienvenida a un futuro tóxico sin darte cuenta. En lugar de discutir, trata de ignorar los comentarios negativos. Controla tus emociones y evita que la situación se agrave. No participes en un conflicto innecesario.

o

5. No te pases analizando la situación.

Las personas negativas a veces pueden comportarse de forma irracional. Vas a perder un valioso tiempo y energía si intentas dar sentido a sus acciones. Haz lo que puedas para evitar verte involucrado en sus asuntos.

o

6. Desarrolla un sistema de apoyo.

Construye una red de amistades positivas, citas y contactos profesionales. Si te conocen perfectamente, pueden ayudarte cuando no seas capaz de manejar la situación por ti mismo. Tienen la inteligencia emocional suficiente como para reconocer cuando necesitas ayuda. Cuando llegues a sentirte superado, llama a un amigo o mentor y con calma explica la situación. Muchas veces una persona objetiva puede proporcionarte esa perspectiva diferente que tanta falta te hacía.

o

7. Positivismo ante todo.

Tu felicidad y bienestar son demasiado importantes como para dejar que los comentarios de gente negativa los derriben. Mantén la calma y la estabilidad y comienza a limitar tu tiempo con gente negativa que nada te aporta. Con un poco de suerte, tu buen rollo será horrible para ellos y se alejarán de ti de forma natural.

Comentarios
  1. Zeuqsav dijo el 27 Abril, 2015 22:39:

    Hace algún tiempo estuve en un ambiente bastante toxico y leí un libro que me ayudo bastante, sobre ataques personales (Como defenderse de ataques verbales .Barbara Berckhan), lo recomiendo. Habla de 2 instancias, una de recibir el golpe que es cuando te enojas, tu cerebro se abruma, la adrenalina y la presión arterial se dispara y la otra, de construcción, cuando pienzas y lanzas una respuesta… que puede ser tan violenta como quieras…