Emprendedores: cómo abrir un servicio de escort


15 agosto, 2017 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Sin categoría


Emprendedores: como abrir un servicio de escort

Siempre que se cumpla con la normativa vigente y que se respeten el marco jurídico, todo negocio perfectamente legal es bienvenido en este mundo. Y en España, con la masa de turistas que vienen a España cada año, más todavía. El servicio de scorts es uno de ellos y tiene tirón en muchas ciudades de España por lo que vamos a hablar un poco de este modelo de negocio.

Nuestros consejos son:

El lugar: necesitas una oficina donde puedan ir los clientes y/o clientas a visitarte y a conocer tu catálogo. Es el punto de partida.

Conoce el mercado y conoce el entorno: la competencia está a la orden del día por lo que tienes que investigar a fondo.

Los escorts: elige bien las personas con las que vas a colaborar y el género que quieres potenciar. Necesitarás personas profesionales y con una gran capacidad y expetativas. Pactarás un precio con ellos y un sistema de comisiones que resulte atractivo para ambas partes. Tienes que generar confianza en vuestra relación profesional.

Permisos legales: necesitas un cumplimiento escrupuloso de la normativa y del marco jurídico aplicable a tu actividad profesional. Puedes vincular tu servicio a una agencia de acompañamiento y ofrecer diversión. Hay bastante información en Internet sobre si abrir una agencia de este tipo es legal. Echa un vistazo.

Configura tu catálogo: contrata un estudio fotográfico y crea el mejor catálogo posible con gusto y elegancia. Hay muchos ejemplos de este tipo que pueden servirte de inspiración.

Publicita tu negocio y viraliza en redes sociales: si lo haces con gusto, puedes viralizar intensamente tu negocio en redes sociales. Además, en un negocio como este tira de contactos y redes de contacto para hacerte un nombre y generar clientes.

Contrata servicios auxiliares: un buen servicio de Uber para desplazamientos, agencias de limpieza, etc. Todas ellas bienvenidas para trabajar con todos los cabos atados.

 

 

 

Comentarios