Llega la revolución con los emprendedores sociales


7 Marzo, 2017 Facebook Twitter LinkedIn Google+ blog,Emprendedores


emprendedores sociales

 

Los emprendedores sociales son unos tipos de emprendedores que incorporan, en su gestión de la actividad empresarial, el impacto al entorno o retorno a la sociedad. En esencia, los emprendedores sociales están centrados en lo social, que es lo que realmente importa para ellos. El emprendimiento social está de moda, pero no es una moda pasajera ni siquiera es algo nuevo. Es una actividad que llevamos haciendo muchos años, pero que ha tomado más fuerza en los últimos tiempos.

Características de los emprendedores sociales

Los emprendedores sociales se caracterizan por una serie de aspectos que los hacen fácilmente reconocibles e influyen de manera importante en la filosofía de las empresas que gestionan:

El foco de su actividad en la empresa está centrado en proporcionar un valor social. Mucho más allá de la generación de lucro o del desarrollo de un proyecto de valor económico, los emprendedores sociales buscan un valor social que pueda ejercer un cambio en la sociedad o el entorno en el que viven.

Búsqueda constante de nuevas oportunidades. Son personas que están siempre buscando nuevas posibilidades para lograr ese fin social que da sentido a su empresa.

Innovación y aprendizaje continuo. Un rasgo de estos emprendedores viene de la mano de la innovación. Buscan nuevas soluciones a problemas clásicos. Esto es una característica que los hace muy valiosos en las empresas en las que tratan de desarrollar su actividad y están en constante formación y aprendizaje.

Son audaces. Tener una meta más allá del mero lucro económico hace que los emprendedores sociales sean capaces de buscar con audacia nuevas formas de alcanzar sus objetivos, más allá de las limitaciones que les imponen los recursos de los que disponen.

Altos niveles de responsabilidad. Estos emprendedores sociales son altamente responsables, ya que su implicación con las causas sociales a las que quieren aportar valor o dar solución es máxima. Esto hace que estén muy involucrados en la obtención de resultados de las acciones que emprenden.

Ventajas de los emprendedores sociales

Ser un emprendedor social ofrece importantes ventajas para cualquier entorno económico, precisamente, debido a que se trata de un modelo de referencia muy diferente al que estamos acostumbrados a ver en las empresas. Entre las principales ventajas, podemos citar:

Dado que son emprendedores que aplican grandes dosis de creatividad a la hora de resolver necesidades, están generando el impulso de transformación o cambio en la sociedad. Muchas empresas sociales reciben reconocimientos de la propia sociedad por el impacto de sus acciones.

Tienen la capacidad de resolver ineficacias de mercados que están en funcionamiento. Esto implica que pueden solucionar problemas latentes con aportaciones que hacen que los mercados funcionen mejor y ofrezcan mejores resultados. Algunos ejemplos de estas imperfecciones del mercado los podemos encontrar en casos de empresas sociales como Uber o BlaBlaCar, que han venido a cubrir necesidades que los mercados clásicos no lograban llegar a abarcar adecuadamente.

Satisfacción por el trabajo. Una de las grandes ventajas para los emprendedores sociales es la satisfacción persona que les reporta el hecho de sentir que, además de tener un medio de vida, están contribuyendo a solucionar un problema social. Esta satisfacción no es posible encontrarla en la empresa tradicional y supone un gran aliciente para estos trabajadores.

Autonomía. Precisamente, por el hecho de tratarse de un tipo de emprendimiento que requiere la toma de decisiones que impulsen el cambio en la sociedad o esfera en la que se pretende, hacen falta altas dosis de autonomía. Esta autonomía es importante y necesaria para los emprendedores sociales.

Menor tendencia al estrés y a la inseguridad. En esta misma línea, los emprendedores sociales desarrollan aquello que realmente les gusta y por lo que defienden su idea. Detrás de cada emprendedor social, hay una causa lo que da lugar a que vivan su actividad con menos estrés, disfruten más y sientan que están más seguros en su desarrollo, al tener las metas muy bien enfocadas.

Se habla mucho de que, en las nuevas empresas, se demandan cada vez más intraemprendedores sociales: personas implicadas con la empresa. pero que puedan dar una proyección de las empresas tradicionales hacia la sociedad. Cada día más las empresas quieren desarrollar su responsabilidad social corporativa, que sin ser un emprendimiento social, sí que pueda proyectar una imagen de implicación con la sociedad.

Ejemplos de empresas sociales

En los últimos años, ha surgido un número importante de empresas que desarrolla su actividad en el ámbito del emprendimiento social. Algunos ejemplos son:

Socialemprende.org. Se trata de una ONG que promueve el emprendimiento social y da difusión a proyectos sociales y apoyo a estos emprendedores.

Disjob. Se trata de un portal de empleo centrado en personas con algún tipo de discapacidad. Gracias a este portal han logrado la integración de muchas personas con estos problemas.

En nuestro país, cada día se promueve más esta actividad emprendedora social y se buscan más empresas con esta perspectiva.


Si quieres saber más sobre emprendedores sociales:

Blog de Entresocios.es

Cursos Mooc para emprendedores para estar totalmente informado

Contratos para emprendedores

 

Comentarios
CLOSE
CLOSE