¿Tu negocio es digital? Primeros pasos para comenzar con una buena Web


25 Abril, 2016 Facebook Twitter LinkedIn Google+ Sin categoría


Web emprendedora

Todo negocio debería tener su propia página Web. Algunas de ellas integran tienda online mientras que otras únicamente incluyen formas de contacto con la información necesaria sobre los productos y servicios que comercializan.

En todos los casos, tener tu propia página trae a tu nuevo negocio muchas ventajas y no lo decimos únicamente nosotros, también lo hace el Instituto Nacional de Estadística. Pero ponerla en marcha es otra historia. Hemos recopilado cinco pasos básicos para empezar a soñar con ello. A continuación.

 

¿Por dónde empiezo?

No tengo ni idea de programación, no sé cómo instalar una pasarela de pago, no tengo ni idea de las obligaciones legales que debo cumplir… Mil dudas nos acechan cuando empezamos a crear nuestro propio portal. Seguramente tengamos en la cabeza Webs de referencia que nos encantaría imitar pero en muchos casos será complicado ejecutar algo semejante si no tenemos conocimientos de cómo llevarlo a cabo o un mínimo presupuesto.

 

Dominios y servidores:

Primer paso: elige tu dominio y alójalo. El dominio es el nombre que elegiremos para nuestra página, es lo que todos conocemos como www.entresocios.es. Somos fieles defensores de la extensión nacional, “.es”, porque para negocios en nuestro país funciona perfectamente y se ha universalizado.

El servidor es el lugar en el que se ubicará todo el contenido de tu Web. Imagina una máquina potente y segura en la que protegeremos nuestro negocio. Hay millones de plataformas online como 1and1 que se encargan del alojamiento o hosting y otras herrmamientas de creación web. Nosotros recomendamos proveedores de alojamiento de pago frente a los gratuitos porque son mucho más fiables y te aseguras evitar tiempos de retardo en la carga que te penalizan frente a tus usuarios y frente a Google.

 

El estilo y los CSS:

Segundo paso: dota de estilo a tu página. Esta parte es quizás la más atractiva y creativa porque en ella diseñarás tu Web. Elegirás el color, el tamaño, los márgenes, los complementos y los plugins que quieras incluir. En resumen, con el CSS dotarás de formato a la estructura de tu página.


Los CMS y las plantillas

Tercer paso: crea tu página. Quedemos con conceptos básicos. A la hora de construir, diseñar y hacer accesible la estructura de nuestra Web, el lenguaje de programación HTML es el principal para toda Web pero existen otros muchos lenguajes de programación alternativos para construirlos. En otro post hablaremos de todo esto. Quedaos con otro lenguaje clave en todo este mundo, el PHP que se utiliza por los gestores de contenido como WordPress, Joomla y Drupal. Nosotros hemos recurrido a WordPress porque, a parte del diseño web, nos ha ofrecido todo lo que necesitamos para hacer realidad nuestro dominio.

Con los gestores de contenidos te ahorrarás principalmente pasta, porque ya tienen muchas estructuras útiles prediseñadas que evitarán que tengas que programar desde cero (mucho más caro). Hay plantillas gratuitas pero tampoco las recomendamos, si quieres hacer algo, hazlo bien. Utiliza CMS adaptados a móvil (imprescindible para el SEO).

 

SEO

Cuarto paso: optimiza tu Web para Google. Ya tienes tu portal, tu dominio, tu servidor y te ves preparado para poner en marcha tu negocio emprendedor. ¿Qué te falta? Estar seguro que tu página va a ser vista con buenos ojos por Google.

¿Porqué? Porque el súper buscador va a traer más de la mitad del tráfico a tu Web y necesitas que te posicione en las palabras clave que más te interesan para que tus potenciales clientes te encuentren. Si tienes un bufete de abogados en Fuenlabrada te interesará que si un usuario busca en Google “abogado Fuenlabrada” salgas tú para que te llame y te contrate.

Para ello, asegúrate que tu Web emprendedora mira por tu SEO. Que sea responsive (adaptado a móvil y Tablet), que permita editar en los metas de Google, lo que haga falta.

 

Redes sociales

Quinto paso: crea tus cuentas sociales. Elige las redes sociales más adecuadas a las características de tu nuevo negocio (si es ropa Instagram, si es consultoría Linkedin) y empieza a encontrar followers que contacten contigo, que hablen de ti, que recomienden tu marca, y a volar.

 

A partir de aquí, todo un nuevo mundo por descubrir. ¿Has cumplido con nuestros cinco pasos? Felicidades, ya eres empresario o empresaria y acabas de poner en marcha la plataforma de tu negocio.

Comentarios
CLOSE
CLOSE