Traspaso de negocio: Requisitos para poder llevarlo a cabo


9 junio, 2017 Facebook Twitter LinkedIn Google+ blog


traspaso-de-negocio

Montar un negocio desde cero o abrir una franquicia a menudo parecen ser las únicas opciones con las que cuentan las personas empresarias que deciden entrar en el mercado empresarial. Sin embargo, si buscas trabajar por cuenta propia puedes contar con una tercera opción, trabajar en un local o comercio traspasado.

En ocasiones, cuando se alquilan negocios parece que existe una necesidad de justificar el motivo por el cual se da en alquiler. Esta justificación es debida a un intento de no espantar a los futuros compradores. Aunque no cabe duda de que si hay traspasos que se corresponden con las explicaciones como norma general es necesario y recomendable que pidas datos concretos del negocio. Un ejemplo son las declaraciones de hacienda o la contabilidad. Desconfía si el dueño del local no está dispuesto a entregarte estos datos sobre el negocio del que se quiere hacer el traspaso.

Traspasos de negocios: derechos y obligaciones

A pesar de que existen muchas razones beneficiosas a la hora de adquirir por traspaso un negocio que ya se encuentra en funcionamiento, la persona que toma el control adquiere también todos los derechos y obligaciones del antiguo propietario. Por este motivo, habrá que tener en cuenta los múltiples factores y trámites.

Para empezar, que el traspaso de locales no solo es una cesión de los activos tangibles (instalaciones, material y mobiliario). También entran en juego los activos intangibles (clientela y proveedores). Sin embargo, si el negocio lleva tiempo cerrado este valor se queda anulado y lo que estarás comprando son solo unos cuantos activos tangibles y no deberían influir en el precio. Además, si eres el comprador tendrás que analizarlo con detalle.

A todo ello se le sumará un tercer factor que es la transmisión de la empresa. A este apartado también es necesario prestarle especial atención antes de realizar el traspaso.

Finalmente, y aunque parezca una opción atractiva porque no hay que empezar desde cero tienes que analizar con todo tipo de detalle lo que implica la operación de traspaso.

Traspaso mi negocio: ¿tienes experiencia?

Una vez que te encuentres en esta situación lo primero que debes hacer es valorar la experiencia que posees en el sector. Cabe destacar que en todos los negocios existe siempre una curva de aprendizaje, pero es imprescindible tener formación previa.

De la misma manera se recomienda solicitar toda la información de la empresa. Estos datos deberán incluir los créditos y las deudas de la actividad del negocio así como los informes financieros. De esta manera, evitarás que haya vicios ocultos.

En definitiva, el traspaso de negocio funciona de la siguiente forma:

– Una persona propietaria del negocio se lo alquila o traspasa a un tercero para la realización de la actividad empresarial y esta persona alquilada podrá ceder su contrato a otros (arrendamiento a terceros). Aunque esta última acción no siempre se lleva a cabo ya que se puede indicar expresamente en el contrato de arrendamiento que no se ceda a terceros.

Aspectos legales que debes considerar

Esta información es muy importante porque si existen deudas ambos empresarios estáis obligados a hacer frente a hacienda por las deudas tributarias. Por ejemplo, si la agencia tributaria se pone en contacto con el primer empresario y este no dispone de bienes para saldar las deudas puede acudir al empresario sucesor para liquidar las deudas, es decir, a ti.

Otro aspecto a tener en cuenta es que a no ser que se pacte algo diferente con el propietario, en la cesión del arrendamiento cabe la posibilidad de aumentar un 20% la renta que exista en el momento de firmar el contrato. También es importante conocer que el cambio de titularidad del negocio no cesa los contratos de trabajo que realizase el anterior empresario. Es decir, el nuevo propietario asume todas las obligaciones que tenía su predecesor. Y si el negocio que estás adquiriendo tiene empleados estarás obligado a mantenerles la antigüedad y la categoría que tuviesen antes de realizar el traspaso del negocio.

Para finalizar el apartado, en cuanto a la seguridad social deberás cumplir con la obligación de cotización y pago de prestaciones ¿Conoces ahora mejor el mundo de los traspasos de locales?

Conclusiones

Si estás pensando seriamente en incorporarte al mercado laboral como propietario de tu propio negocio ya sabes que tienes tres posibilidades tal y como hemos indicado anteriormente: crear tu propio negocio desde el principio, incorporarte a una franquicia o por último y no menos importante aceptar el traspaso de un negocio que se encuentra en funcionamiento. Si decides iniciar la aventura de adquirir un negocio que ya está activo recuerda seguir todas las indicaciones que te hemos propuesto desde el principio del texto. En estas situaciones es mejor tener todos los aspectos estudiados. Así evitarás disgustos a corto plazo.

¡No olvides hacernos llegar tu experiencia! ¡Estaremos encantados!

¿Quieres saber más sobre traspasos de negocios?

Echa un vistazo a los traspasos de negocios que se anuncian en nuestra Web

 

Comentarios