¿Cómo iniciar un proyecto o franquicia?

En ocasiones se desea emprender por cuenta propia y ¿qué mejor forma de hacerlo que apostando por un modelo de negocio? Sin embargo, iniciar un proyecto o franquicia requiere de ciertos pasos que vale la pena conocer antes de comenzar.

Pasos para iniciar un proyecto o franquicia

Lo primero que debes saber es que una franquicia es un negocio derivado de otro, que otorga los derechos de uso del modelo laboral, el sistema probado y la forma de comercio determinada, compartiendo un nombre comercial, emblema y marca.

Entonces para franquiciar, es decir crear un modelo de franquicia, es necesario cumplir con ciertos pasos.

  1. Definir el concepto de tu negocio, de manera que tengas conceptualizada tu imagen y lo que deseas vender a tus franquiciados, de forma que se trate de un proyecto concreto, claro y preciso.
  2. Establecer una imagen fuerte y que resulte atractiva, de manera que se constituya como un modelo de negocio que atraiga la atención de los que desean franquiciarse. Es ideal disponer de un manual para quienes deseen franquiciarse puedan seguir tu modelo de negocios y gocen de la similitud que se pretende. Registrar la marca, el logotipo y el eslogan es excelente para lograr que todo funcione de forma óptima.
  3. Realizar la inscripción en el registro de franquiciadores, de forma que dispongas de todos los permisos necesarios que dicta la ley a la hora de establecer este tipo de negocios.
  4. Crear una sede central de franquicias, que es el lugar del cualparten todas las directrices y a partir de donde se comercializa, opera y administra la red de negocios franquiciados.
  5. Diseñar un modelo financiero sólido que pueda servir a manera de aval de que el negocio puede funcionar para otros así como lo hace para ti, en el cualse establezca el tiempo estimado de recuperación del dinero, el potencial de beneficio económico y mucho más.
  6. Determinar los ámbitos legales del negocio, de forma que cada franquiciado firme un contrato con el franquiciador, en el que se definan los aspectos concretos del acuerdo. En dicho documento se establecen los derechos y obligaciones de ambas partes y en acuerdo mutuo, cuotas a pagar, vigencia del compromiso, cláusulas de renovación, territorio de trabajo, propiedades intelectuales, multas y más.
  7. Redactar los manuales de operación que sean necesarios para guiar a los franquiciados en el funcionamiento de la empresa, siendo estos didácticos, sencillos de comprender y abiertos a las modificaciones que se consideren necesarias para que el modelo de negocios funcionen correctamente.
  8. Trabajar de cerca con los franquiciados, sin que estos sientan abandono de tu parte. Por el contrario, deben poder sentir el apoyo de tu parte, asegurándose de que la formación de los empleados, velar por los gastos y más.
  9. Construir y mantener una red amplia de proveedores, la idea es que estos puedan suplir las necesidades de todos tus franquiciados, ya sea que los obtengas a nivel local o incluso nacional.

Los proveedores deben ser iguales para todos tus franquiciados para ayudar a mantener la uniformidad del modelo de negocios y las similitudes en el producto final de la empresa, haciendo que los clientes puedan identificarlo de manera concreta.

Desde el punto de vista empresarial, dependiendo de tu situación actual, puedes determinar si te conviene mucho más ser franquiciado o establecer un modelo de franquicias, de manera que obtengas el mayor provecho de las oportunidades que ofrece.

Una vez que hayas leído las recomendaciones que te ofrecemos en este post, la idea es que puedas seguir estas estrategias a la hora de comenzar a convertir tu modelo de negocio en una oportunidad perfecta para que otros también apuesten por el éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.