El alcance de la nueva normativa PSD2 sobre una ecommerce y sobre un negocio local


3 diciembre, 2019 Facebook Twitter LinkedIn Google+ blog,Comenzar un negocio



El universo digital avanza a pasos agigantados. Una velocidad a la que se suman las normativas y los intentos por regularizar un universo que a veces parece demasiado grande. Normativas, leyes, directrices y, en este caso, una novedad: la PSD2.

Leído así parecen las siglas de algo robotizado. Si embargo, son las siglas correspondientes a una nueva fórmula llamada second Payment Service Directive. Una directiva que permite y regula la rentabilidad de la banca devenida de la digitalización. Te lo contamos todo.

¿Qué es la PSD2 y cómo afecta a tu negocio?

La normativa PSD2 es, a grandes rasgos, un conjunto de directrices y normas destinadas a incrementar la seguridad en los pagos online. Para que te quede algo más claro, es una especie de sistema a implantar con el fin de eliminar concretamente las malas prácticas de operadores de pagos en las ecommerce.

Esta normativa, que entró en vigor el pasado 14 de septiembre, controla remotamente las transacciones o pagos online. Te interesará saber que reducir el fraude y eliminar la posibilidad de robo de datos es otro de los objetivos de estas novedosas directrices.

Otra de las grandes novedades que verás en la normativa PSD2 es que permite o fomenta la aparición de una nueva figura en el comercio electrónico: el intermediario entre el usuario y el proveedor de servicios que administre la cuenta. Así, en el pago este intermediario interactuará con el usuario dotando de mayor seguridad si cabe a las transacciones. Una vez definido en líneas generales de qué se trata, vayamos a lo práctico: ¿Cómo afectará a tu ecommerce?

El alcance sobre una ecommerce de la normativa

Todo lo que te hemos contado llevado a la práctica de tu ecommerce supone la posibilidad, previa autorización del titular, del acceso de terceros a la cuenta de un cliente. A su cuenta bancaria para realizar los pagos en su nombre.

Mientras los expertos aseguran que esta novedad supondrá una agilización en los procesos de compras en cualquier ecommerce, otros aseguran que, hasta acostumbrarnos, la medida podría generar rechazo. No te preocupes, es la desconfianza propia del desconocimiento, destinada a desaparecer conforme la normativa se vaya asentando.

La PSD2 y ese intermediario o API serán los que contacten con las entidades para la autorización del cobro y no las propias ecommerce. Una iniciativa que pretende dar a tu ecommerce una imagen más segura de cara al cliente y esa agilidad nueva.

Las API con la que deben contar todas las entidades bancarias, certificadas legalmente, serán las encargadas de gestionar los datos de una transacción y no la ecommerce, para incrementar la confianza de los usuarios.

Como has podido ver esta normativa afecta a los bancos, a los usuarios y al comercio electrónico, pero no al comercio local y a los pagos tradicionales en sí mismos. ¿Necesitas más información?