For a better experience please change your browser to CHROME, FIREFOX, OPERA or Internet Explorer.
El control del teletrabajo en tiempos del Covid-19

El control del teletrabajo en tiempos del Covid-19

El COVID-19 ha provocado cambios en los hábitos de trabajo, tanto para los empresarios como los servicios públicos. Lo que se ha ganado con esta situación es demostrar que sí se tienen habilidades tecnológicas y personales para desarrollar la actividad principal sin inconvenientes.

El teletrabajo requiere de mucha organización para que se desarrolle de una manera eficiente: planificación de horarios, descansos y realización de tareas, manteniendo también el contacto con los compañeros vía móvil o vídeo conferencia.

Las ventajas que trae consigo el teletrabajo son cuantiosas. Esta nueva forma de trabajar nos permite una mayor conciliación entre la vida familiar y la laboral, pues los trabajadores podrán quedarse a vivir en sus pueblos sin necesidad de desplazarse  – tan solo en casos excepcionales. Esto nos lleva a frenar la despoblación que tan aumentada se ha visto por las pocas oportunidades laborales que hay en las zonas más rurales. El trabajador de ciudades grandes no tendrá que invertir la hora de ida y de vuelta del trabajo, pudiendo emplear ese tiempo en otras actividades familiares, de formación o de deporte. Se reduce también el estrés o agobio y, con ellos, los conflictos que se generan después de pasar largar jornadas en la oficina, que muchas veces superan el tiempo que pasamos en nuestro hogar.

Otra ventaja que se obtiene del teletrabajo es el aumento de la productividad, ya que el trabajador tiene todas sus energías depositadas en realizar bien su actividad en lugar de perderlas en el desplazamiento. Reducir la movilidad conlleva reducir también la contaminación y sus efectos nocivos en la salud y medioambiente.  Pero si tu empresa no se adapta a este nuevo hábito, podrías llegar incluso a sufrir una pérdida de capital intelectual, sobretodo si la competencia se adapta antes al control del tiempo de trabajo en remoto y ofrece mejores condiciones laborales

Como se ha dicho anteriormente, el teletrabajo requiere de mucha organización y de un cambio de mentalidad considerable. Sería interesante tener en cuenta algunos aspectos para que el control del tiempo de trabajo en remoto se realice de manera exitosa:

  • La indumentaria es uno de los principales condicionantes para el teletrabajo. Si te vistes como si fueras a ir a la oficina engañas al cerebro, de esta forma es más fácil concentrarse y sacar más productividad. Si se está con el pijama no se marca diferencia entre el momento de trabajo y el momento de relajación, perjudicando esto a nuestra jornada ya que, podemos recurrir a consecutivas pausas en la jornada.
  • Planificar la semana o el día con antelación, con unas metas y objetivos marcados, evita la improvisación y un ahorro de tiempo. Te limitas a seguir tu programación al igual que se hace en la oficina, evitas perderte y eres más eficiente, ya que la desconcentración es más fácil en este ambiente.
  • Comunícate con tus compañeros de forma clara y concisa, te hará ver que no eres el único en estas circunstancias y que hay más personas trabajando.

La pandemia ha traído a las empresas e instituciones un giro en su forma de trabajar y de organizarse, una alternativa que evita que cierren y que puedan seguir realizando su actividad principal sin problema. La modalidad de teletrabajo supone un importante ahorro de tiempo para los implicados, derivando esto en una mayor productividad, menos estrés y reducción de la contaminación.




Categorías del blog

Top