For a better experience please change your browser to CHROME, FIREFOX, OPERA or Internet Explorer.
Normativa Internacional ISO 9001: ¿coste o inversión?

Normativa Internacional ISO 9001: ¿coste o inversión?

Cada vez son más las empresas que se unen a la implantación de un sistema de gestión de calidad o normativa internacional ISO 9001. Pero para entender bien lo que os contamos en el post de hoy, debemos definir bien los conceptos.

¿Qué significa calidad?

Según la RAE, la calidad es esa propiedad o conjunto de propiedades inherentes a algo, que permiten juzgar su valor. También es la adecuación de un producto o servicio a las características especificadas.

Desde el punto de vista empresarial, la calidad consiste en tener presente las expectativas de los clientes para satisfacerlas al máximo. Además, la calidad no debe estar solo en los productos o procesos sino también en el servicio.

Aunque, si la calidad depende de la satisfacción que tenga el cliente, podemos confirmar que: un producto o servicio no tiene calidad como tal, es el cliente quien decide si la tiene o no. Cuando se finaliza un trabajo y se entrega al cliente cumpliendo con todos los requisitos marcados, hay que comprobar si ha quedado satisfecho o no. En caso de no cumplir con el grado de satisfacción, no habría calidad. Aun así, desde la empresa se trabaja para que el producto y servicios tengan las mayores calidades posibles.

¿Qué significa la normativa internacional ISO 9001?

Es una norma de carácter internacional enfocada a los Sistemas de Gestión de Calidad (SGC) y está publicada por la Organización Internacional de Normalización (ISO). El objetivo de esta norma es: la satisfacción del cliente final, el seguimiento a los proveedores externos y la mejora continua. Para que se entienda mejor, la normativa internacional ISO 9001 se encarga de revisar la calidad de cualquier organización y tiene un rango internacional. La última actualización fue en el año 2015 y tuvo que ser aprobada por una mayoría de países miembros.

Para certificar que una organización obedece con la normativa internacional ISO 9001 debe de cumplir, en concreto, con 65 requisitos. Estos se basan en cuatro fundamentos básicos:

  • Gestión de los procesos internos de las organizaciones.
  • Seguimiento y control a los proveedores externos.
  • Satisfacción del cliente.
  • Mejora continua de las organizaciones.

De esta forma la organización podrá actuar con tranquilidad cumpliendo con el estándar de calidad internacional. Esta norma está pensada para cualquier organización independientemente del tamaño o del sector al que pertenezca. El idioma original es el inglés y cada país se encarga de traducirla a su lengua. En España Aenor (Asociación Española de Normalización y Certificación) es la encargada de la traducción.

Implantar un sistema de Gestión de Calidad ISO 9001 ¿Coste o inversión?

Para obtener el certificado de la normativa internacional ISO 9001 hay que cumplir con los requisitos de la norma y superar una auditoría que realiza una entidad externa. Son cuatro fases diferenciadas:

  1. Planificación: recursos necesarios para desarrollar el proyecto.
  2. Documental: documentación que describa los procedimientos de trabajo, registros…
  3. Implantación: actuación tal y como se ha descrito en las fases anteriores.
  4. Certificación: es el momento en el que se hace la auditoría para que revise nuestro sistema de gestión de calidad y de constancia de que cumplimos con todos los requisitos de la normativa internacional ISO 9001.

Llevar a cabo estas fases supone un coste, si no se consigue la certificación o una inversión para la organización en caso de obtenerla. Analizaremos los motivos por los que puede suponer una cosa u otra.

  • Será un coste si:
    • La alta dirección no se involucra en el tema.
    • El personal tiende a rechazar la implantación.
    • Se ve como una burocracia añadida.
    • La calidad no es un objetivo estratégico de la compañía.
    • La cultura de la empresa origina resistencia al cambio.
    • Se considera que la calidad es solo del responsable. 
    • En ningún momento se tiene en cuenta al cliente.
    • Buscamos consultoras a bajo coste lo que supone que son profesionales de bajo nivel o que te van a dedicar poco tiempo.
    • Solo nos acordamos de la calidad los días previos a la auditoría.
  • Será una inversión si:
    • La empresa lo toma como un valor añadido.
    • La alta dirección se compromete.
    • Los procesos internos se definen, documentan, se controlan y mejoran.
    • Revisión apropiada análisis de riesgos.
    • Adaptación del sistema de gestión a la realidad de la empresa.
    • Realizar un sistema simple, práctico, centrado en los resultados.
    • Conocer las necesidades y expectativas de los clientes.
    • Se aprovechan al máximo las auditorías internas y externas.
    • Nos apoyamos en empresas de consultoría serias, con trayectoria y con buenos profesionales.

Conclusión: la ISO 9001 te interesa

La calidad se ha convertido en un aspecto trascendental dentro del mundo empresarial, su importancia ha sido reconocida y aplicada a numerosas empresas. La norma ISO es un referente de calidad a nivel mundial y permite a las organizaciones la mejora de sus procesos y funcionamiento. Lo cual es de vital importancia para sobrevivir en el mundo empresarial y de competencia.

Esta certificación es un win-win para el cliente y la empresa: ambos se aseguran de que la calidad existe, tanto en el producto vendido en relación a la competencia, como en la adquisición de un producto o servicio con etiqueta ISO 9001.

Tenemos mucha más información que puede complementar tu conocimiento en nuestro blog para empresarios, autónomos y emprendedores. En nuestra página Entresocios.es puedes encontrar el socio perfecto para la próxima idea de negocio que tengas en la cabeza.




Categorías del blog

Top