For a better experience please change your browser to CHROME, FIREFOX, OPERA or Internet Explorer.
La prostitución sigue imparable durante la crisis sanitaria

La prostitución sigue imparable durante la crisis sanitaria

Pese a que estamos en tiempo de coronavirus y que hay que hacer todo lo posible para evitar su propagación, el negocio de la prostitución no ha parado de cesar. Los clubs de alterne y los prostíbulos se han mantenido cerrados durante el confinamiento y existe el temor de enfrentarse a multas considerables, pero aún así las trabajadoras de este sector siguen ejerciendo su profesión. Debido a que estos locales no están abiertos, la medida para poder ejercer está siendo  alquilar habitaciones en comunidades de vecinos.

Esto no hace sino agravar la situación por el número elevado de clientes que pasan por estos edificios, haciendo que el peligro de contagio por contacto directo aumente considerablemente. Portales web tan reconocidos como cl.mileroticos.com recomiendan a sus clientes que sigan las prescripciones indicadas por las autoridades sanitarias, así, se evita la propagación del virus y se controla la pandemia.

Este sector vulnerable se ha encontrado con la pasividad del gobierno y las autoridades locales y precisamente su indiferencia ha provocado este tipo de situaciones tan alarmantes. El estado de alarma ha puesto a sus trabajadoras en una difícil situación. De hecho, su escaso nivel adquisitivo les ha obligado a seguir ejerciendo para poder seguir viviendo.

De ese modo, en la red se mueven miles de anuncios que reflejan lo preocupante del tema. Y es que, a pesar de las circunstancias, la prostitución lejos de frenarse como consecuencia de la pandemia ha seguido manteniendo su actividad y para hacerlo no ha dudado en saltarse las restricciones.

¿Por qué resulta tan complicado actuar?

Estas trabajadoras en estos momentos viven al margen del sistema, pero porque nunca se han visto amparadas y protegidas por él. El hecho de que la prostitución se ejerza actualmente en pisos de particulares ha impedido que la policía pueda intervenir salvo que exista un delito evidente. De ese modo, durante la pandemia ha mantenido su actividad porque no tienen esperanza de recibir ninguna ayuda y necesitan la prestación al menos, del cliente.

La Policía no cuenta con margen suficiente para actuar. Atender el cumplimiento del Estado de alarma conlleva peinar algunas zonas e impedir que las prostitutas puedan ejercer su labor en las áreas donde normalmente actuaban. Sin embargo, a día de hoy resulta muy complicado ir donde se encuentran salvo que exista un altercado donde se pueda intervenir.

Lo más desconcertante de todo es que es un problema visible al que nadie busca solución. Las trabajadoras sexuales ofrecen sus servicios en estos anuncios sin ningún tapujo, situándose en pleno corazón de las ciudades. La única condición que suelen pedir al cliente es llamar para pedir cita previa, utilizando como reclamo las palabras dudosas «higiene permanente«. 

¿Qué hacer para minimizar el riesgo?

El negocio, pese a que cuenta con serias limitaciones, sigue funcionando imparable. La crisis sanitaria y las medidas adoptadas en todo el mundo para luchar contra la pandemia no han tenido en cuenta el caso de este grupo marginal que ya vivía en condiciones precarias extremas.

El colectivo carece de amparo legal y no está sujeto a ningún control sanitario, pese al alto grado de contagio al que nos estamos enfrentando. De ese modo, en condiciones actuales, estas mujeres están muy expuestas a la pandemia Covid-19, aumentando los riesgos de propagación de la enfermedad y sus problemas de salud. 

De ese modo, algunas asociaciones han publicado diferentes consejos dirigidos al colectivo para intentar minimizar el riesgo que supone su trabajo. Por ejemplo, evitar atender a clientes con síntomas gripales, evitar besos, utilizar preservativo en todo momento e insistir en la higiene de ellas mismas y en la de sus clientes.

Pásate por nuestro blog y échale un vistazo, tenemos mucha información para el empresario y el autónomo. Entra en entresocios.es y navega por nuestra página, te sorprenderá.

Top